miércoles, 15 de abril de 2015

Bafici 2015: "Atomic Heart"



La iraní “Atomic Heart” es una de esas películas que se te quedan en la memoria buen tiempo después de haberla visto. Quizá se deba a sus cambios de tono; acaso a la frescura con la que plantea su propuesta. Una frescura que pasa por distintos géneros: desde la comedia absurda hasta el cine de ciencia ficción, con toque de thriller y cine de terror.

Dos amigas salen de una fiesta. En su carro (vaya novedad en el cine iraní), conversan de cosas banales y escuchan música. Se encuentran con un amigo. De pronto, se ven envueltas en un pequeño accidente que incluye a la policía. Ahí, un misterioso hombre llega a ayudarlas. Y esa persona irá reapareciendo durante toda la noche, volviéndose un ser cada vez más siniestro y atemorizante.

Ali Ahmadzadeh, el director del filme, es muy consciente del cine de su propio país. Y, por eso, utiliza varios códigos que lo han caracterizado para desarmarlos. Sí, los personajes paran en un carro y la cámara se fija en sus rostros, pero hablan de temas llenos de referencias a la cultura pop (el diálogo sobre “Argo” es notable), riéndose y divirtiéndose, como si estuviéramos en una comedia juvenil. Pero lo que parecía que iba a mantenerse en ese tono va mutando y cambiando, haciendo de la noche en Teherán un ambiente cada vez más tétrico. La cinta se va alejando del realismo para ir adquiriendo tonos más sombríos y pesadillezcos, siempre jugando con los géneros y yendo de un lado a otro.


El director transita en esos cambios de tono con fluidez, como si en ese ambiente pudieran convivir el relajo con la tensión, la realidad con el sueño. De pronto, la noche de Teherán se convierte en un lugar de otra dimensión, donde todo puede ocurrir. La lectura política no puede ser ajena: el filme ocurre en los finales del gobierno de Mahmoud Ahmadinejad, que fue represivo y fundamentalista. Y, quizá, los personajes de “Atomic Heart” están viviendo los estertores de una pesadilla que ya se está acabando. Y, como toda pesadilla, todo se va volviendo más negro y más siniestro mientras ésta va llegando a su fin.  

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada